¿Eres microagresivo? Evita decirle esto a alguien en el trabajo (II Parte)

Desde contarle a una nueva trabajadora que “se ve como una estudiante” hasta preguntarle a un colega negro sobre su cabello natural, las microagresiones a menudo también existen en el lugar de trabajo. Y pueden hacer que un lugar de trabajo se sienta inseguro y tóxico.

Generalmente las microagresiones a menudo se comunican a través del lenguaje, por lo que es muy importante prestar atención a cómo hablamos, especialmente en el lugar de trabajo y otras instituciones sociales como aulas, juzgados, etc. Tal vez no sea tu intención hacer sentir mal a una persona. Por otro lado, puede que pienses que eres “responsable de lo que dices, más no de lo que otros interpreten.” No queremos que esto se vuelva una querella lingüística. Solo deseamos prestar un poco más de atención a nuestras expresiones.

‘Oh, lo siento, persona equivocada’Si perteneces a una minoría poco representada y hay otra persona de su nacionalidad en la sala, existe la posibilidad de que el grupo mayoritario confunda sus nombres. “Cuando comencé la escuela de posgrado, la clase introductoria fue impartida por dos profesoras blancas y yo era una de las dos mexicano-americanas de la cohorte”, compartió una lectora de Buzzfeed. “Me llamaban constantemente María, el nombre de la otra compañera. Mi nombre es Alejandra y no nos parecemos en nada”.

Qué decir en su lugar: Sencillo. Apréndete los nombres de tus compañeros de trabajo o clases. Es un concepto bastante básico.

‘Oh, ¿eres gay? Deberías conocer a mi amiga Ann. ¡Ella también es gay!Adi Barreto escribió para The Muse sobre algunos problemas que enfrentó en el lugar de trabajo como una mujer homosexual en el campo de la tecnología. Una de las cosas que más ha encontrado: la clásica sugerencia de que muchas personas heterosexuales se separan de sus amigos y familiares LGBTQ, así que les ofrecen establecer una relación con otras personas LGBTQ que conozcan.

“El hecho de que dos personas que conoces tengan algo en común, no significa que sean compatibles”, escribió Barreto. “Sí, hay menos personas con las que podemos salir, pero eso no significa que no tengamos estándares en cuanto a tipo de personalidad, valores y todo lo demás que te importa”.

Qué hacer en cambio: no decir nada. Si tu compañero de trabajo de cualquier orientación sexual desea su ayuda para conocer gente nueva, te lo preguntará. De paso, las redes sociales son excelentes instrumentos de comunicación para gente de diversos intereses. Déjales a los expertos esa tarea.