Tipos de personas que no deberían visitar Nueva York (I Parte)

“New York, New York” … Seguro que recuerdas la introducción de la famosa canción de Frank Sinatra. En la misma el cantante hace ver a esta metrópoli como una fascinante mezcla de matices que todos deberían conocer. Sin embargo, aunque lo primero es cierto, con relación a lo segundo, pues tenemos que daros ciertas advertencias.

Esta serie tratará sobre las recomendaciones a personas con determinadas susceptibilidades que deberían mejor ver en otra dirección a la hora de explorar. Aquí la primera parte.

PERSONAS QUE NO GUSTAN DE MULTITUDES

Restaurantes, museos, calles: prácticamente todo en Nueva York atrae a una multitud. Evitar una multitud en la ciudad significa quedarse en la habitación de su hotel o tener tanto dinero que puede reservar una suite VIP para cada salida. Aprender cómo lidiar con las personas que se enfrentan con usted y encontrar el equilibrio adecuado para abrirse paso y avanzar con la corriente son habilidades cruciales para manejar a la enorme masa de personas.

GENTE QUE NO GUSTA DE LA DIVERSIDAD

Cualquiera que sea el clima en el resto de los Estados Unidos, o incluso en el mundo, Nueva York es una ciudad infinitamente diversa. Es posible encontrar a todo tipo de persona sin disculparse siendo ellos mismos. La diversidad de Nueva York es una de las cualidades icónicas que la hace brillar en el escenario mundial, y aquellos que no aprecian la diversidad son instantáneamente minoría.

LOS QUE NO GUSTAN DE AVENTURAS EN OPCIONES ALIMENTARIAS

Nueva York es uno de los pocos lugares en el mundo donde es posible obtener casi cualquier cocina imaginable dentro de un radio de pocos kilómetros. Desde comida callejera vietnamita y ramen japonés tradicional hasta cocina peruana experimental y borscht ruso clásico, Nueva York tiene un poco de todo. Venir a Nueva York sin comer algunas de las especialidades sería un gran error.

GENTE QUE NO GUSTA DE BARES

Es perfectamente fácil y aceptable visitar o incluso vivir en la ciudad de Nueva York sin permitirse el alcohol, y la escena de cócteles sin alcohol está creciendo. Dicho esto, el alcohol es una gran parte de la cultura de la ciudad para muchas personas, con algunos de los profesionales de bares y bebidas más aclamados del mundo. La gente borracha en las calles es una constante cualquier noche de la semana, y es probable que haya gente disfrutando de bebidas donde quiera que vaya. Si estar cerca del alcohol es difícil, o si usted es un firme defensor de la abstinencia, podría tener problemas.

PERSONAS QUE TIENEN PROBLEMAS CON LA AUTORIDAD

Siendo un extraño, es importante respetar la ley de la tierra. En Nueva York, los gerentes no pensarán dos veces antes de expulsar a un cliente grosero y utilizar un lenguaje de elección para hacerlo. Si aumenta el problema, la ciudad tiene a algunos de los policías más duros que hay alrededor: oficiales que han visto y oído todo lo imaginable. Una noche en la cárcel aquí tampoco es una broma. Incluso si una regla parece irracional o arbitraria, y si bien es buena idea comportarse donde sea que viaje, Nueva York es un lugar donde definitivamente lo mejor es estar atento a las leyes locales.