3 saludables razones por las cuales comer una banana todos los días (I Parte)

Por tradición heredada de Hollywood, son el alimento favorito de los monos. Su comercio en la región de centro américa hasta causó graves problemas políticos y laborales hace unas décadas. Más recientemente, son la delicia de Los Minions. Los puedes llamar plátanos, cambures, guineos o bananas, no hay problema.

Esta deliciosa fruta es la versión natural de los caramelos: son tan dulces que hacen que cualquier cosa que los emparejes tenga sabor a postre, aunque en una versión mucho más saludable por ser original, por supuesto. Pero, ¿Son buenos para ti? Te dejaremos decidir por ti mismo al leer esta serie de tres artículos con razones de peso por las cuales debes disfrutar por lo menos 1 pieza de esta fruta tropical todos los días.

1. Las bananas están llenas de potasioUna banana mediana contiene hasta 450 miligramos de potasio, o alrededor del 12 por ciento del valor diario del mineral que debes ingerir, de acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud. Tu cuerpo necesita abundante potasio para funcionar normalmente. Este electrolito ayuda a que tus músculos se contraigan, los nervios funcionen, muevan nutrientes a las células (y los desperdicien), regulan los latidos de tu corazón y regulan el sodio en tu cuerpo. Entonces, cuando no obtienes suficiente potasio, tu presión arterial y riesgo de cálculos renales pueden aumentar, puedes sentirte débil y cansado, o incluso experimentar calambres musculares.

2. Las bananas ayudan a mantenerte hidratado¿Cómo puede ser una ayuda alimentaria sólida en la hidratación? El potasio desempeña un papel aquí al ayudar a regular el equilibrio de los líquidos en su cuerpo, especialmente los electrolitos que pierde (como el sodio, magnesio, calcio y sí-potasio) después de un entrenamiento sudoroso. La actividad moderada a intensa puede causar pequeños cambios celulares en el potasio, y se alienta a los atletas a comer alimentos ricos en potasio para contrarrestar estos desequilibrios, de acuerdo con la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva.

3. Las bananas son buenas para tu intestinoUna banana mediana tiene 3 gramos de fibra de relleno (alrededor del 10 por ciento de su ingesta diaria). Los plátanos también contienen prebióticos, un tipo de fibra fermentable que ayuda a las bacterias buenas en su intestino (también conocidas como probióticos) a prosperar. Esa es una gran ganancia para tu salud en general, ya que la investigación sugiere que estas poblaciones beneficiosas pueden mejorar la digestión, acortar la duración del resfriado e incluso ayudar a perder peso.