Cosas que nunca debes ordenar al servicio de habitaciones del hotel

No nos preguntes cómo es que sabemos esto, solo haznos caso.

Huevos revueltosTodos los que se van de vacaciones de lujo, fantasean con el desayuno en la cama. Pero cuando se trata de eso, los alimentos para el desayuno simplemente no se sostienen bien bajo las tapas del servicio de habitaciones. Los huevos revueltos, por ejemplo, comienzan a perder calor y sabor casi tan pronto como salen de la sartén. Eso significa que cuando llegan a ti, están fríos y pegajosos. ¿Te apetece la idea?

WafflesEste crujiente pastel de desayuno es otro alimento que querrás evitar pedir. Una vez que colocas un montón de waffles debajo de una tapa de servicio de habitaciones, comenzarán a ponerse húmedos debido al vapor. En su lugar, pide panqueques o tostadas francesas, que retienen mejor el calor y no se ponen tan flojas.

Comida fritaObviamente, los alimentos fritos no se mantienen demasiado bien bajo los humeantes platos de servicio de habitaciones, a menos que te gusten tus papas empapadas. Como regla general, evita alimentos como calamares, pollo frito y quesadillas. ¿La excepción a la regla? Pollo Buffalo. Aunque están fritos, no se pueden cocinar demasiado. Además, la salsa caliente los mantiene más calientes por más tiempo.

Verduras al vaporUna guarnición de verduras al vapor puede parecer la manera perfecta de obtener sus verduras durante las vacaciones. Desafortunadamente, “artículos como el brócoli e incluso calabazas y zanahorias sudan bajo una cubierta hospitalaria y se convierten en nada más que colores planos en un plato para cuando llegan a una habitación de huéspedes. En cambio, prueba la sopa del día.

HamburguesasNuestros expertos tuvieron revisiones mixtas en hamburguesas de servicio de habitaciones. Por un lado, dicen que la comida clásica es un modo de espera difícil de destruir que las personas deberían sentirse cómodas ordenando. Otros, sin embargo, dicen que el tiempo que tarda la hamburguesa en viajar desde la cocina hasta su habitación podría resultar en que se cocine demasiado, y eso es antes de tener en cuenta la lechuga marchita y las papas fritas empapadas. En su lugar, pide el club de pollo o pavo con una ensalada de frutas o ensalada en lugar de las papas fritas.

PizzaLa pizza es otro alimento que podrías pensar que estarías seguro ordenando. Pero a menos que su hotel tenga un restaurante italiano en el lugar, es posible que desees evitarlo. De lo contrario, hay una buena posibilidad de que se congele o se caiga un poco si se sienta bajo una lámpara de calor.

PastasUn antojo de pasta es difícil de ignorar, especialmente si añoras las comodidades del hogar. Aun así, podría no ser la mejor opción. Cuando llega de la cocina a la habitación, ya sea pegajoso o frío o la salsa se ha derrumbado por completo. Se supone que una buena pasta se disfrutará de inmediato y, si ordenas desde el servicio de habitaciones, estarás pagando mucho por un producto realmente mediocre.

PastelesAhora que ya has cenado, es hora del postre. Desafortunadamente, si tienes grandes esperanzas para la tarta de queso como servicio de habitaciones, probablemente te decepcionarás. A menos que tu hotel tenga una panadería o un pastelero en la propiedad, es probable que se te sirva algo que ya estuvo fuera por un tiempo, o que esté seco, rancio y demasiado dulce.