Tu teléfono inteligente y el software malicioso ¿Cómo protegerse?

No hay duda… Las aplicaciones (o apps) de tu teléfono inteligente te hacen la vida más fácil, más productiva y más entretenida. Pero, aquí viene la pregunta interesante, ¿Puedes confiar en cada aplicación que encuentres? Sea que tu equipo trabaje bajo los ambientes Android o iOS, las aplicaciones móviles maliciosas crean un acceso fácil a tu dispositivo y pueden causar estragos.

Y es que hay muchas aplicaciones no confiables y potencialmente peligrosas merodeando por las tiendas de aplicaciones decididas a ser más astutas que tu teléfono inteligente. Teniendo en cuenta que el usuario medio posee 35 aplicaciones instaladas en su teléfono (de acuerdo con Google), es fácil ver por qué los teléfonos inteligentes pueden ser un objetivo tan fácil.

iPhone o Android, ¿Cuál es más seguro?


Tanto los dispositivos Apple iOS como los Android son atacados por hackers, y aunque este último es un objetivo más popular, ambas plataformas son susceptibles a varios tipos de ciberataques. Después de todo, la última versión de Apple de iOS 11 se descifró un día después de su lanzamiento a través de vulnerabilidades en el navegador web Safari.

¿Cómo me protejo?


La primera defensa es saber que no puedes confiar en todas las aplicaciones. Estos consejos también te ayudarán a mantenerse protegido:

1. Descarga aplicaciones de tiendas acreditadas. Los proveedores principales y confiables son Galaxy Apps (Samsung), App Store (iOS), Amazon App Store y Google Play (Android).

2. Deshabilita “Fuentes desconocidas” para dispositivos Android, lo que impide instalar aplicaciones de fuentes que no sean Google Play Store. Por lo tanto, si usas Amazon App Store, deberás habilitar “Fuentes desconocidas”. En ese caso, ten en cuenta que los cambios a esta funcionalidad vienen con la última actualización del sistema operativo Oreo de Android.

3. Mantenga la depuración USB de Android desactivada. Puede evitar que el malware externo acceda a tu teléfono a través de conexiones con cable, como desde una estación de carga pública.

4. No le hagas jailbreak a tu iPhone. Permitir acceso y cambios en el software de tu teléfono puede permitir aplicaciones externas que pueden no ser confiables.
5. Ten cuidado con cualquier sitio web, mensaje de texto, correo electrónico o cualquier otra cosa que te pida que instalar una aplicación. Busque sus propias aplicaciones en la tienda e investiga todas las aplicaciones antes de instalarlas.

6. Ten cuidado cuando otorgues permisos excesivos. Las aplicaciones que realizan funciones básicas, como una linterna, no necesitan acceder a su información personal, por ejemplo.

7. Lee las reseñas de las aplicaciones antes de instalarlas y revise e informe sobre las aplicaciones siniestras.8. Ten cuidado al proporcionar tu tarjeta de crédito o información bancaria. Evita realizar transacciones con aplicaciones que no conoces bien, y ten cuidado con los cargos ocultos, como las microtransacciones.

9. Instala el sistema operativo y otras actualizaciones de software. Siempre se recomienda mantener el sistema operativo y las aplicaciones actualizadas con los últimos parches. También es inteligente considerar teléfonos de proveedores que lanzan parches de seguridad inmediatos. Muchas actualizaciones de software están diseñadas para defenderse del malware y otras amenazas emergentes.
10. Utiliza el software de seguridad de internet confiable. No importa cuán cuidadoso sea, es aconsejable emplear una capa respetable de seguridad en línea.
La conveniencia de una descarga rápida y una confianza excesiva no justifican el ahorro de unos segundos o centavos. Investiga, sigue estos 10 consejos y protege tu bienestar en cualquier dispositivo móvil.