La asesina en el aire: la avispa gigante japonesa

Por lo general a los humanos les causa pavor ver insectos, nos da asco, o picazón en la piel y muchos son fóbicos. Pero a cualquiera le daría terror al ver una de estas bestias del mundo de los insectos.

La avispa gigante japonesa es una subespecie de la avispa gigante asiática, la especie de avispa más grande del mundo. Este puede llegar a medir más de 4.5cm de largo y con una envergadura de más de 6cm.

La cabeza contiene 3 ojos simples entre los dos ojos compuestos grandes.

¡Es impresionante ver una de estas asesinas en persona!

¿Y porque les digo asesinas? Es porque a estas avispas les gusta cazar abejas europeas. Solo una avispa puede matar hasta 40 abejas por minuto, 30 avispas pueden masacrar a una colmena entera de 30,000 abejas en solo 4 horas.

¡La avispa es sumamente agresiva cuando provocada y es culpable de causar hasta 40 muertes humanas anualmente en Japón!

Los obreros forrajean comida para alimentar a sus hermanos y esta dieta consiste de una gama amplia de varios insectos que incluye plagas de cultivos, por lo cual a estas avispas se le consideran beneficiales.

Los obreros desmiembran a sus presas y solo conservan las partes que contiene lo más nutritivo, como los músculos para las alas y el abdomen. Estos lo llevan al nido para alimentar a las larvas que luego producen una sustancia que a su vez alimenta a los obreros.

En Japón, los apicultores prefieren criar abejas europeas ya que éstas son más productivas que la abeja japonesa. Pero esto ha demostrado ser un trabajo difícil gracias a la avispa gigante japonesa. A diferencia de sus primos nativos a Japón, la abeja europea no tiene forma de defenderse en contra de la avispa y son presa fácil.

Las avispas envían exploradoras y cuando una de estas encuentra una colmena de abejas deja marcadores de feromonas que llaman otras avispas para atacar. En solo unas pocas horas ellas dejan un campo de masacre a su paso.

¡Pero las abejas no son las únicas criaturas que deberían tenerles miedo a estas avispas! El veneno de este insecto es muy potente. La avispa usa su aguijón, que mide 6.25 mm, para inyectar este veneno que ataca al sistema nervioso y les causa daño a los tejidos. El veneno no está muy lejos de ser considerado el más letal y su potencia se debe a la gran cantidad que es inyectada por la avispa.

Su picadura es muy dolorosa y por lo general requiere hospitalización ya que puede causar un choque anafiláctico en aquellos que son alérgicos, pero puede ser letal para aquellos que no lo son, según la cantidad de la dosis. Es tan potente que hasta puede causar falla renal.

Si algún día te encuentras con esta avispa, procura dejarla tranquila y observarla de lejos. O procura correr.