Sí señor, los hombres también ven telenovelas

Pensarás que las teleseries, también conocidas como telenovelas, son solo para mujeres, pues no, aunque es difícil de entender, los hombres también pueden deleitarse con un sinfín de historias de dramas y tragedias ¿Por qué no?

Por lo general son las mujeres de diversos países de América Latina, Europa y Asia, que se quedan pegadas al televisor para enterarse de aquellos espectáculos que quizás dan mucho de qué hablar, sobre todo las latinas, esas que se escandalizan y hablan hasta con las vecinas sobre el drama del momento.

Tal vez los hombres al principio no quieran admitirlo, pero cada vez que se estrena una novela o está en una buena parte, la madre, la novia, incluso hasta la suegra, quedan enganchadas por la novela, a ellos no les queda de otra que estar ahí, junto con las ya mencionadas, para acompañarlas a reírse un rato y hasta servir de pañuelo de lágrimas en las escenas trágicas.

Hay que aceptar que no todo es drama y risas en las novelas, los hombres suelen quedar atrapados por la parte de la acción, suspenso, incluyendo las escenas de golpes, si, así como si estuviesen viendo el boxeo.

Los hombres, en este caso los latinos, si ven novelas, aunque no tanto como las mujeres, por querer sentirse machos y no conectarse con su lado femenino. Tenemos que reconocer que el sexo masculino se deja atrapar más por el sentido de la vista, por lo que las producciones de novelas suelen contratar a las actrices de mejor cuerpo.

En el caso de la comunidad gay, ellos disfrutan tanto de la trama como de los mismos actores, tal y como se dijo, los hombre son más atraídos por la vista, no importa en qué bando esté.

En otras culturas como las asiáticas, los hombres no se enfrascan tanto en los dramas, como comúnmente se les conocen a aquellas novelas; debido a mucho contenido dramático o también surrealista, además de eso también está el hecho de sentirse juzgados o burlados por sus compañeros, ¿Será asunto de cultura?

Aunque una pequeña población de adolescentes latinos suelen quedarse pegados a la pantalla, algunos odian reconocerlo pero les encantan las series juveniles de su misma región, series como “Soy Luna” o “Rebelde” han mantenido a los pequeños intrigados por la historias e incluso hasta se han ilusionado con aquellas protagonistas.

Los hombres se preguntarán: ¿Perderemos la masculinidad si vemos dramáticos? Eso no los vuelven menos hombres, ya que sobre gustos no hay nada escrito, así que tranquilo puedes disfrutar de la novela de Luis Miguel o la de Marimar mientras estás con tu novia, incluso puedes verla con los primos, amigos, o vecinos y platicar sin sentirte incomodo, si es algo que puedes disfrutar sin sentir pena.