Taiga, el importante bosque boreal

Existen en nuestro mundo amplios y enormes ambientes de diversa vida. Están las tundras, desiertos, plateas, bosques tropicales y deciduos, océanos, entre muchos más. Pero ninguno es más grande que la taiga, excluyendo al océano.

Localizado en latitudes norteñas, este bioma terrestre sub ártico, consiste mayormente de pinos, piceas, y alerces.

La taiga cubre la mayoría de Canadá, Alaska y partes norteñas del continente. En Eurasia, cubre la mayoría de Suecia, Finlandia y Noruega, el norte de Japón y Mongolia.

El árbol característico de la zona, la duración de la temporada de crecimiento, y las temperaturas del verano, varían mucho.

La taiga cubre 29% de la tierra forestal en la Tierra. Las áreas más grandes están localizadas en Canadá y Rusia. El suelo tiende a ser joven y con pocos nutrientes, careciendo del perfil orgánicamente enriquecido presente en los bosques deciduos. El frio es el perpetuador de este fenómeno ya que impide el desarrollo del suelo y la facilidad con la cual las plantas lo pueden usar para sus nutrientes.

Las hojas caídas y musgo permanecen en el suelo por mucho tiempo gracias a la temperatura húmeda y fría. Esto limita su contribución orgánica. Los ácidos de las agujas de los pinos contribuyen a esto también creando lo que se conoce como podzol, una tierra de pocos nutrientes que es común en climas bajos de los bosques boreales.

Debido a que América del norte y Asia fueron vinculados por el puente terrestre Bering, una cantidad de especies de animales y plantas pudieron colonizar ambos continentes distribuyéndose a través de las taigas. En las áreas que no alcanzan temperaturas frías extremas se pueden conseguir arboles como el abedul, aliso, sauce y álamo.

Las partes más sureñas contienen arboles como robles, arce, olmo, y limas.

Debido al clima severo de estos bosques, la taiga soporta un rango relativamente pequeño de animales. El bosque boreal canadiense aporta unas 85 especies de mamíferos, 130 de peces y un estimado de 32,000 especies de insectos. Los insectos aportan un rol critico como polinizadores, descomponedores, y forman parte de la cadena alimenticia.

Debido a los inviernos fríos y veranos cortos, los reptiles y anfibios consiguen a este bioma desafiante ya que ellos dependen de condiciones ambientales para regular su temperatura corporal.

La taiga es hogar a numerosas especies de mamíferos como el alce y venado, y bisonte. Y también incluye roedores como el castor, ardillas y puercoespines, entre otros. Muchos se han adaptado a este clima con pelajes en capas o plumas para aislarlos del frio. Los depredadores adaptaron el aguante para recorrer largas distancias en búsqueda de presas o se adaptaron para suplementar su dieta con vegetación.

Hay más de 300 especies de aves de los cuales aproximadamente 30 de ellos permanecen durante el invierno.

Estos bosques son hogar para una gran cantidad de criaturas diversas y son maravillas del mundo natural. Pero corren peligro de explotación forestal ya que los árboles son fáciles de cosechar y venden bien. También han sido afectados por cambios climáticos y por infestaciones de pestes. Muchas naciones están tomando medidas para proteger estos bosques. Cada quien pudiera ayudar también con cuidar su ambiente inmediato.

Sería una enorme pena la perdida de las taigas y los numerosos animales que los habitan.