Los diablos, vencidos, le danzan y danzan al Divino

En cada país se celebra el Corpus Christi para celebrar la presencia de Cristo en el sacramento de la Eucaristía pero, te preguntarás ¿Qué tienen que ver unos Diablos Danzantes con esto?

En Venezuela, especialmente en la región central, nueve jueves después del jueves santo varios grupos de hombres de diferentes edades realizan una especie de danza como muestra de compensación, ellos visten como diablos para rendirse ante el Sacramento Divino de la Iglesia Católica.

Los disfraces consisten en capas, pantalones, camisas y máscaras de diferentes materiales y de colores vivos, preferiblemente rojo, las capas tienen que ser largas, de los hombros hasta la rodilla, éstas también deben incluir cascabeles.

Además de la vestimenta, los danzantes también llevan otros elementos tales como:

El rabo o la cola de diablo, la cual se pega al pantalón, en la punta de ésta se fija una campanilla.

La maraca para marcar el ritmo de la música,. sujeta en la mano derecha.

Un látigo para intimidar a aquel que interfiere en el camino, a diferencia de la maraca, el látigo va en la mano izquierda.

El cencerro, los cuales consisten en latas que cuelgan en una correa, esto va en la cintura del danzante.

¿Por qué unos diablos? El significado se debe a una lucha entre el bien y el mal, las personas se disfrazan de diablos haciendo referencia al mal, ellos caminan y al mismo tiempo realizan un baile típico hasta llegar a una iglesia para ahí recibir una bendición divina.

Hay ciertas versiones de cómo se originó esta festividad; una de esas menciona a un sacerdote sin creyentes y sin dinero suficiente para la procesión del Corpus Christi, el mismo expresó: “Si no hay creyentes para sacar al Santísimo, entonces que vengan los diablos”.

Otra versión que narra el primer año de los Diablos Danzantes de Yare, la festividad de diablos más popular de Venezuela, iniciada en el año 1740, dice que había sequía y la gente, desesperada, le piden a Dios lluvia, la que cayó terminando con la sequedad en la cosecha, en agradecimiento la gente se ofreció a vestirse de diablos.

Los Diablos Danzantes de Yare se celebran en San Francisco de Yare, estado Miranda. La diferencia de éstos con las otras procesiones es la participación de “La Diabla”, aquella que le da agua a los diablos e incluso les coquetea durante el baile.

A principios de diciembre del 2012, los Diablos Danzantes del Corpus Christi fueron declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en la sede de Paris. Los directivos muy curiosos por la festividad terminaron recibiendo alegría y por decisión unánime, hicieron dicha declaración de esta tradición que ha permanecido durante 400 años. En aquel momento, viajaron 11 representantes de hermandades o cofradías, brindando muestras de videos, fotografías y trajes.