5 mitos de muerte en el cine. Lo real y lo fantástico

Todo en el cine es acerca espectacularidad, lo que sea necesario para que tus ojos no puedan despegarse de la pantalla, o para que no puedas olvidar lo que ves.

Incontables conversaciones alrededor del mundo comienzan con la frase ‘Epa, ¿viste la película tal…te acuerdas de lo que pasó cuando…?´ Eso es lo que buscan, que por lo menos una porción de la película sea memorable y pase a ser parte de la cultura mundial.

Eso incluye la muerte. En el cine la muerte no pasa nunca desapercibida, es también siempre espectacular.

Y a veces irreal y fantástica en formas y maneras que nunca sucederían en la vida.

Cortado en dos por un alambre.

Tendrías que estar parado en la cubierta de un portaaviones durante un accidente en el que se parta la guaya que frena a un avión en el momento del apontaje para que suceda esto. De otra manera las condiciones necesarias de velocidad del objeto, su masa, tensión del alambre, su espesor y resistencia, hacen casi imposible que suceda en situaciones de la vida real.

Arenas movedizas.

Esta muerte es tan popular en cine que es casi un obligado cuando se trata de películas ambientadas en selvas o pantanos. Lo cierto es que es tan fácil hundirse en arena movediza como flotar en ella. La arena movediza es una peculiar mezcla de arcilla y agua que podría chuparte, pero no es probable que te hunda completamente.

Estrangulación con las manos.

Este es otro obligado. Ahorcar a una persona con las manos es mucho más difícil de hacer que lo que el cine muestra. Primero tienes que aplicar presión justo en el punto que es, o podrías pasar la noche apretando sin resultado. Segundo, no lo lograrás si dispones de sólo un minuto o dos como siempre pasa en el cine. Si lo haces bien lograrás que pierda la conciencia en ese tiempo pero estarás aún muy lejos de matarlo.

Explotando el carro con balas.

Una favorita del cine desde que los Neandertales comenzaron a hacer películas. Las probabilidades que un auto explote al dispararle son mínimas incluso si haces blanco en el tanque de gasolina. No es fácil que se den todas las condiciones necesarias: suficiente cantidad de vapores dentro del tanque, producción de una chispa en impacto. Incluso si el tanque explota nunca es tan espectacular o definitiva como le encanta al cine.

Decapitaciones.

¿Alguna vez te has dado a la tarea de desmembrar un pollo? Entonces sabes lo difícil que puede ser cortarlo. Ahora escala esa tarea a un cuerpo del tamaño de un humano. Una decapitación no puede improvisarse, requiere técnica correcta y utensilios adecuados. Incluso los profesionales de antaño, verdugos con grandes espadas y hachas, con mucha frecuencia tenían problemas para hacerlo bien.