¿Por qué los introvertidos son tan atractivos?

Ese tipo sentado por allá, que no dice mucho, que prefiere estar solo que mal acompañado, que habla en voz baja y que no alardea…ese tipo parece que tiene lo suyo. Sino pregútale a Bill Gates, Albert Eisntein, Steven Spilberg, J. K. Rowling, Mahatma Gandi, y otros famosos introvertidos de la historia.

Los introvertidos, los tímidos, tienen cualidades que los apartan, no solo físicamente, de los demás, cualidades que los definen como personas muy atractivas.

¿Cuáles son esas características?

Ellos piensan antes de hablar

Las mujeres se sienten atraídas hacia los hombres que usan pocas palabras y que las usan con discreción, en oraciones precisas.

A los introvertidos les gusta pensar antes de hablar, tienden a analizar lo que quieren decir con anticipación, en contraste con los extrovertidos, que son capaces de pensar mientras hablan.

Además, los introvertidos se basan más en hechos que en especulaciones o en la expresión de opiniones.

Hablar de más no es sexi.

Son más selectivos

Los varones extrovertidos tienen más éxito cuando se trata de conseguir sexo. De acuerdo a los datos acumulados hasta ahora un extrovertido, soltero, tiene sexo unas 6 veces al mes en promedio. Los introvertidos lo hacen unas tres.

Pero lo introvertidos compensan esto dándole más importancia a la calidad de la relaciones en general, por lo que no es raro que esto se refleje en la frecuencia de sus encuentros amorosos.

Mejores cerebros

Investigaciones hechas por la Universidad de Harvard encontraron que los introvertidos tienen una corteza prefrontal de materia gris más gruesa que los demás. Esto es por lo que quizás les sea más fácil dedicarse al pensamiento abstracto usando su capacidad de análisis para evaluar posibles rutas de acción. Todo esto les permite echarse hacia atrás y analizar antes de actuar.

Son mejores usando el poder

Una investigación, publicada en el Harvard Business Review, dice que de 17.000 gerentes de primera, incluyendo 2.000 CEOs, encontró que más de la mitad entre aquellos que mostraron mejor resultados y eficiencia eran introvertidos.

Este estudio que refleja más de 10 años de datos muestra que no siempre el que habla más es el mejor.

No soportan el abuso

Y no se dejan impresionar por los arranques histriónicos de los extrovertidos. Un gerente introvertido le dará menos valor a los logros engalanados, hinchados, de los extrovertidos; tenderá a compensar la algarabía dándoles bajos grados en sus evaluaciones; y venderán una recomendación para aumento muy cara.

Todas las valoraciones confirman que no por ser más callados son mejores víctimas del abuso.