Corrección de verdad: ¡Envía a niños a la cárcel!

De pronto este es tu caso. Es obvio que quieres a tu joven hijo, pero su comportamiento no lo está ayudando, y no te está ayudando a ti tampoco. Has hecho todos los esfuerzos posibles, y ya te estás quedando sin opciones para corregir a un aparente ingobernable. ¿Qué puedes hacer para darle una lección que se grabe más permanentemente en su inmadura mente?

La posible respuesta a tu angustia bien ha podido estar disponible desde marzo de 2016  y no lo sabías. Para esas fechas, la página de Facebook de la Oficina del Sheriff del Condado de Bibb, Georgia, publicó un anuncio sobre el lanzamiento del programa correccional para adolescentes con problemas llamado “Considera las consecuencias”. El programa ofreció a los desesperados padres, el confiar la reeducación de sus hijos delincuentes de entre 9 y 17 años, enviándolos, literalmente, a la cárcel.

¡A la carcel!El objetivo de la iniciativa, según el post de ese entonces, era “ayudar a los niños a permanecer en la escuela, graduarse y comenzar una carrera exitosa”. El sitio web del alguacil del condado, David Davis, especificaba que el programa se había desarrollado para “permitir que los jóvenes vean que ciertas decisiones que toman pueden traer las consecuencias que podrían causarles problemas, llevarlos a la cárcel o, peor aún, la muerte”.

¿Cuánto tiempo “cumplen condena”?Ocho horas de duración e incluye un recorrido por la cárcel con una inmersión total para los participantes: se colocan en una celda, se les alimenta con una ración de la prisión y se les deja uno a uno con los verdaderos reclusos. Pero (siempre surge uno), cuando los periodistas de Crime Watch Daily se unieron a los niños en uno de estos recorridos, vieron que los reclusos les gritaban y les hacían tareas humillantes como limpiar el baño sin guantes. Es obvio que esto no gustó.

La psicóloga forense Judy Ho también criticó el abuso de los adolescentes problemáticos: “El programa de este tipo puede dañarlos, traumatizarlos. ¿Qué hacen los niños traumatizados? A menudo actúan, a menudo recurren a un camino del crimen “.

“Considera las consecuencias” no es el primer intento de reeducar a los niños en los EE. UU. con medidas estrictas. A finales de la década de 1970, la televisión nacional emitió un documental: Scared Straight! sobre delincuentes juveniles que fueron dejados en una habitación con criminales reales durante tres horas: un traficante de drogas que falsificó documentos; un miembro de una pandilla un incendiario que fabricaba bombas; el hijo de un mafioso informador; y un ladrón de autos de 17 años que vendía las partes de autos robados.

Además, dos personajes menores de edad en la película no escaparon de la cárcel: uno pasó la mayor parte de su vida tras las rejas, el otro violó y asesinó a su vecino cuatro años después de que la película saliera al aire. Y aunque esto atrajo más atención a la serie de televisión que se extendió por nueve temporadas, volvió a plantearse la cuestión de la conveniencia de tal castigo.

Por lo tanto, los padres de los alborotadores de hoy probablemente querrían estudiar medidas menos estrictas. Y tú, ¿Estás de acuerdo con este tipo de medidas?