¡El poder absoluto corrompe absolutamente!…y lo que esto significó para una monja

Pocas veces se dan a conocer sórdidas historias relacionadas con la Iglesia Católica, no  porque no sucedan, sino porque el poder de la iglesia es tan grande que comúnmente son desestimadas y luego olvidadas.

Les presento el aterrador y misterioso caso de la monja Sor Cathy Cesnik.  Cathy Cesnik, fue una joven profesora de inglés y teatro en la preparatoria Keough en el suroeste de Baltimore.

 

Ubicada en una zona extremadamente católica, era una de las preparatorias femeninas más económicas que existía y, por lo tanto,  resultaba atractiva para las familias de clase obrera que presidían en la zona.

El misterio enmarca a varios personajes clave en la comunidad: el capellán de la preparatoria, el arzobispo Joseph Maskell…Image result for Joseph Maskell

…una estudiante de 16 años de nombre Jean Wehner,…

y Sor Cathy.

 

En el mes de noviembre del año 1.969, Jean Wehner, es solicitada a la oficina del padre Maskell, cosa que al parecer era común en ese colegio. El cura normalmente llevaba a las estudiantes a sus hogares, las llevaba a supuestas terapias psicológicas, y se encargaba de llevarlas incluso a sus consultas ginecológicas.

Cercanas a las tres de la tarde, cuando Jean es citada por el cura, él le ordena montarse en su vehículo, y la lleva a un camino enmontado donde se encontraron con un cadáver lleno de gusanos. Wehner, reconoció el rostro y se dio cuenta que era su maestra Sor Cathy. El cura se le acercó al oído y le dijo en voz baja, “¿Ya ves lo que pasa cuando dices cosas malas de la gente?”, la pobre estudiante aterrada decidió no decir nada a nadie.

Unos meses después fue encontrado el cadáver, Cathy Cesnik tenía un hueco en la cabeza del tamaño de una moneda y marcas de estrangulamiento.

La policía no mostró mucho interés en resolver el caso.

Pasaron varias décadas, y Jean Wehner, junto con otras ex alumnas, comenzaron a recodar las tragedias que habían vivido en Keough, y llegaron a la interrogante ¿Quién mató a la maestra Cathy?

Decidieron contar a las autoridades todas las violaciones a las que estuvieron expuestas, pero nadie fue inculpado. La policía hizo caso omiso de las evidencias y desestimaron el caso. Al parecer la maestra estaba haciendo investigaciones en contra de Maskell cuando fue asesinada.

¿Cómo pudieron quedar impunes actos de violación, amedrentamiento y hasta asesinato? ¿Cómo la Iglesia ha podido hacer caso omiso ante tan aberrantes actos cometidos por ciertos representantes de Dios?

Las interrogantes no atendidas y estos tipos de sucesos debilitan la imagen de la Iglesia y producen confusión y enajenamiento de los creyentes.