¿Qué tú oyes con qué? Los insólitos lugares donde los insectos ponen sus sentidos

¿Dónde tienen los insectos ubicados sus sentidos?

¿Y por qué tendríamos nosotros que estar preguntando esto?

Porque, como siempre, damos por sentado que sólo se olfatea con la nariz, se oye con los oídos, etc. ¿verdad?

Pero nadie dice que esto tiene que ser así en el resto del universo y la vida se especializa en la flexibilidad de infinidad de diseños y soluciones. La suma de características que nos hace humanos no es la única configuración posible…y acaso no sea la mejor.

Patas y sabor

Las mariposas tienen el sentido del gusto en sus patas, por eso son capaces de decir, de una vez, si la planta donde se posan es buena o no para dejar sus huevos en ella. Esto es equivalente a ir degustando el piso por donde caminas. No creo que te gustaría.

Pero lo de la mariposa no es lo más raro. Los grillos y langostas tienen el gusto ¡en su ovopositor!, el órgano con el que depositan sus huevos, para probar y aprobar el terreno antes del desove. Nosotros no tenemos ovopositor pero tenemos…no, nada, sigamos adelante.

El sonido en la barriga

Algunas polillas tienen un órgano, llamado tympanum, en el abdomen con el que perciben los impulsos sónicos de los murciélagos que las cazan por la noche.

La polilla de la cera puede escuchar sonidos en frecuencias de 300 kHz, la frecuencia más alta percibida por un animal.

 

Saltamontes, langostas y grillos, tienen oídos, el tympanum, en las rodillas.

La nariz no se queda atrás

Los insectos son olfateadores convencidos, quizás sea su mejor sentido en líneas generales. Con él pueden encontrar comida, parejas, compañeros de vida y a sus enemigos, preferiblemente antes de que éstos los encuentren a ellos.

El sentido del olfato tiene una gran variedad de colocaciones en el reino insectil incluyendo antenas, patas, y genitales.

Cuando los genitales tienen ojos

Hay una familia de mariposas llamada papilionidos caracterizadas por tener unas proyecciones largas hacia atrás en las alas por lo que a veces se les llama cola de golondrina. En 1980 se descubrió la presencia de células foto receptoras en los genitales de una de ellas.

Estos genitales videntes son necesarios para la alineación del macho con la hembra, ya que ellos se aparean de espaldas (¿tan feas son?…no lo parecen) y la hembra además usa estos “ojos” para encontrar el mejor lugar donde poner sus huevos.

GENITALES DE LA P. CERES…NO TENGO NI IDEA DÓNDE ESTÁN LOS OJOS

 

Así que creías que tu coche con camarita hacia atrás era tremendo invento.