Conoce al humilde hombre que honra a su hijo reparando calles

El dolor por la pérdida de un ser querido tiene varias respuestas o reacciones.

  • Te llena de amargura y cinismo.
  • Te mata toda esperanza y sentido de la bondad del mundo.
  • Te convence de acercarte más a Dios o a lo espiritual.
  • Te inunda de una tristeza que nunca se va.

O te inspira a hacer cosas. Esta fue la respuesta de Dadarao Bilhore, un humilde vendedor de vegetales de 48 años de la ciudad de Mumbai.

La terrible inspiración de Dadarao

En julio del 2015 Prakash Dadarao, estudiante de 16 años, se trasladaba con uno de sus primos por las calles de Munbai en su motocicleta. Su primo conducía, Prakash iba de pasajero.

Era la época del monzón y las calles de Mumbai estaban llenas de humedad y charcos.

La moto que llevaba a los dos muchachos cayó en uno de los tantos agujeros que abundan en las calles de esa ciudad. Los dos salieron despedidos con violencia de la moto. El primo de Prakash, que llevaba casco, salió con golpes leves. Prakash, que no llevaba, recibió heridas graves en el cráneo que lo llevaron a la muerte.

Mumbai

Capital del estado hindú de Maharashtra, el puerto más importante del subcontinente indio con más del 40% del tráfico portuario. Una metrópoli de casi 20 millones de habitantes. Es la ciudad más rica de India, con el mayor número de millonarios y billonarios residenciados en ella. Mumbai es la capital financiera, comercial y del entretenimiento de India.

Es la cuna y sede de Bollywood.

Y también es la ciudad con más baches y carreteras dañadas del mundo de acuerdo a aquellos que la proponen en esa categoría para el libro de Guinness.

Uno de sus residentes, Navin Lade, afirma haber registrado 27.000 huecos en la ciudad.

Estadísticas oficiales registraron 10 muertes al día el año pasado causados por accidentes debido a los baches, 3.597 muertes en todo el país.

Los residentes de la ciudad culpan al gobierno local. Éste culpa a los subcontratistas designados para los trabajos de reparación, y éstos a las malas condiciones de trabajo.

¿Entonces qué hizo Dadarao?

Se dedicó a arreglar los baches con sus propias manos.

Pidiendo donaciones de material de diversas obras de construcción, armado de una palangana y una pala, va por las calles reparando cuanto bache encuentra.

Hasta ahora ha reparado casi 600 agujeros en los últimos 3 años.

Al finalizar cada reparación, descansa, mira al cielo y eleva una oración por su hijo.

“La muerte súbita de Prakash nos dejó un enorme vacío. Hago esto para recordarlo y honrarlo. Tampoco quiero que alguien más pierda a un ser querido de la manera como lo hicimos nosotros.”

“El reconocimiento de nuestro labor me da fuerzas para lidiar con el dolor y dondequiera que voy siento a Prakash a mi lado. Mientras esté vivo y pueda caminar voy a eliminar todos estos agujeros.”