Debes considerarlo: 5 razones por las cuales no eres rico (II Parte)

Ya sea que estés trabajando por un salario mínimo o incluso si tiene un trabajo prestigioso en Wall Street, probablemente haya una gran brecha entre tu estado financiero y tus aspiraciones económicas. ¿Qué puedes hacer para cerrarla? Por lo pronto, continúa leyendo.

1. ¿Ahorros? ¿Qué ahorro?Ocurren cosas, y un gran gasto puede venir de la nada en cualquier momento. Es posible que te veas sorprendido por una gran factura médica, o que choques tu automóvil y tengas que pagar un deducible de seguro de automóvil grande de su propio bolsillo. La mayoría de las personas no tienen ahorros de emergencia para cubrir un contratiempo financiero.

Si estás en ese grupo, no es de extrañar que no estés acumulando riqueza. Probablemente estás acumulando deudas en su lugar. Pero si tienes ahorros decentes, podrás sobrellevar cualquier día de lluvia. Comienza a ahorrar y calcula cuánto necesitas ahorrar cada mes para alcanzar tu meta.

2. Eres un tacaño de primeraPero no te dejes llevar por el ahorro de dinero, porque eso puede evitar que te vuelvas rico. Cuando te pones a guardar dinero en efectivo en una cuenta de ahorros, o debajo de un piso, no le está dando al dinero la oportunidad de crecer.

Si realmente deseas alcanzar tus metas financieras, aprende de otras personas que han llegado a donde quieres estar. La gente rica no tiene miedo de soltar parte de su dinero y ponerlo a trabajar. Comienza a invertir para que tus ahorros hagan más que acumular telarañas.

3. ¿Crees que trabajar largas horas es todo lo que necesitas?Tu trabajo probablemente no te hará rico, sin importar cuánto tiempo permanezcas en tu computadora o estación de trabajo. Hay límites sobre cuánto vas a hacer al trabajar para otra persona.

Pocos millonarios lograron ese estatus al registrar 80 horas a la semana para alguna compañía. Si una persona pudiera enriquecerse simplemente trabajando más, tendríamos muchas más personas ricas en el mundo. La inversión y la innovación son las claves para ser rico.

4. Te gusta estar al día con los pudientesSi tu objetivo es ser rico, puede ser fácil caer en la trampa de querer dar la apariencia antes de poder pagarlo. Es mejor esperar hasta que seas realmente rico para comprar los autos llamativos, la ropa más elegante y el hogar elegante. Haz este tipo de compras de lujo demasiado pronto, y quedarás en bancarrota. Tus esfuerzos para trabajar, ahorrar e invertir serán en vano si agotas tus activos al gastar demasiado rápido.

5. Estás esperando tu gran oportunidadA veces ocurren grandes recesos, pero ser rico no tiene que ver con la oportunidad cayendo al azar en tu regazo. Se trata de trazar tu propio camino y de crear tus propias oportunidades. Si crees que algún día serás rico porque te ganarás la lotería, ser descubierto por una agencia de modelos o elegir correctamente cuál inversión será la próxima Apple, podrías estar esperando para siempre. No confíes en la suerte. Haz que tu gran oportunidad suceda en tus propios términos.