¡Fue dejada en la puerta cuando bebé y encuentra a sus padres 27 años después!

Esas historias que comienzan mal o de manera triste, pero que terminan bien. ¿Verdad que nos encantan? Una historia como esas, pero real, es la de Precious Bradley. Y su historia te atrapa desde el primer momento. La dejaron en la puerta de una guardería en Greensboro cuando era una bebé recién nacida. Fue adoptada sin muchas pistas sobre sus padres biológicos.

“¡Encontré a mi mamá y papá!”El misterio que se cernía sobre ella durante décadas, fue resuelto. Tuvo un éxito en ancestry.com. Sus datos y esfuerzos la llevaron a su padre. Lo que luego llevó a su madre. “Tenía que hacerlo como si estuviera recibiendo una llamada de negocios. Tienes que entrar de inmediato o podrías acobardarte. La conversación se trató de mí haciendo preguntas, esas preguntas vitales”.

¿Por qué dejarla en la puerta?“Definitivamente creo que esto fue un grito de ayuda”, explica Precious. “Hizo lo que sintió que era la mejor opción que tenía y al final del día, estoy perfectamente bien con esa opción. Porque puedo vivir gracias a ella”. A través de las pruebas de ADN, Precious confirmó con certeza quiénes eran sus padres biológicos.

Ella dice que nada de esto hubiera sido posible sin la ayuda de su comunidad y no puede agradecerles lo suficiente a todos. Una vez que comenzó a publicar su historia, la gente donó para su causa. Las pruebas de ADN, su genealogista y todo lo demás eran gratis para ella y ella quiere poder pagarlo ayudando y alentando a otras personas en sus propias aventuras para encontrar parientes biológicos.

“Definitivamente tome la iniciativa. Haga lo que sea mejor para usted. Si siente que necesita encontrarlos, continúe la búsqueda. Nunca se rinda hasta que sienta que ya ha buscado lo suficiente”. La familia biológica de Precious ha estado en Carolina del Norte todos estos años; su padre en el área de Greensboro y su madre más cerca de Raleigh. Precious ha estado conociendo a algunos de los nuevos miembros de su familia, unidos por la sangre, pero esencialmente extraños que comienzan de nuevo.

“Definitivamente pequeños pasos”Eso es lo que dice Precious. “Esto no es algo que simplemente sales y haces”. Y es que hay que mencionar a alguien más: Pam Tonkins. La Sra. Tonkins, como la llama Precious, se conoció con ella por primera vez en 1991 cuando encontró a un bebé abandonado en el porche de su guardería. “Yo estaba como, ¿qué es eso? ¿Es un animal o alguien dejó un gato o qué?” Rápidamente se dio cuenta de que no era un gato y pidió ayuda. Ella es mi salvadora”, dice Precious. “Ella me salvó. Me pudo haber pasado cualquier cosa en una caja.

Precious se contactó con la Sra. Tonkins cuando llegó a la universidad después de leer su nombre en un viejo recorte de periódico que había descubierto, pero nunca se conocieron en persona hasta este verano. La señora Tonkins no había visto a Precious desde el día en que la encontró en su porche, pero solo porque no estaba a la vista, no quería decir que estuviera fuera de la mente.

“Poco después de ella, mi esposo y yo sabíamos que queríamos fomentar. Queríamos hacer algo”. Inspirada, la señora Tonkins y su esposo tuvieron su propia familia. “Tenemos 10”, dice, refiriéndose a todos sus hijos. “Nueve adoptados y uno biológico. ¿Qué tan loco es eso?” Casi tan loco como una historia sobre un bebé dejado en la puerta. “Definitivamente siento que la señorita Tonkins es alguien que ha sido colocada estratégicamente. Uno de mis ángeles guardianes”.