Quieres ir a Marte, pero… Los viajes espaciales, tus ojos y tu ADN (Parte II)

Nuestro cuerpo carnoso parece estar perfectamente adaptado para trabajar dentro de la fuerza de gravedad. Elimina ese tirón, y el innato y preciso funcionamiento de las funciones corporales simplemente no se mantiene al mismo ritmo. Desde los fluidos que flotan de manera incorrecta hasta el ADN que se expresa de manera diferente, los viajes espaciales son difíciles incluso para el cuerpo humano más sano.

Fluidos flotantes que aplanan los globos ocularesLos cambios en el líquido cefalorraquídeo pueden tener otro efecto preocupante: visión borrosa. Esta es una queja común de los astronautas que regresan a la Tierra, y los científicos inicialmente atribuyeron el problema a los fluidos que flotan en el cuerpo en una vida de baja gravedad. La NASA estima que durante los 340 días en el espacio del astronauta gemelo Scott Kelly, el líquido de una botella de refresco de dos litros viajó desde sus piernas hasta su cabeza. Este efecto a menudo les da a los viajeros espaciales una cara hinchada que los científicos pensaron que podría explicar los problemas oculares.

Pero en 2016, los investigadores señalaron el problema a un culpable en particular: el líquido cefalorraquídeo adicional también puede ejercer presión en la parte posterior del globo ocular, aplanando el órgano bulboso y provocando el abultamiento del nervio óptico. Para algunos viajeros del espacio, volver a la atracción gravitacional familiar de la Tierra refuerza su visión. Pero como muestra este último estudio, no todo el líquido cefalorraquídeo se normaliza después del aterrizaje. Debido a esto, parece que no todos los astronautas son tan afortunados, y hay pocos tratamientos conocidos para la visión borrosa del espacio.

Diferencias de ADNA principios de este año, titulares alarmantes sobre el ADN mutado de Scott Kelly comenzaron a circular, e incluso el propio Kelly se sorprendió con la noticia. “¿Qué? ¡Mi ADN cambió en un 7%! ¿Quién sabe? Acabo de enterarme de esto en este artículo “, escribió Kelly en tuit. “¡Esto podría ser una buena noticia! Ya no tengo que llamar a [Mark Kelly] mi hermano gemelo idéntico “.

Si bien su ADN en realidad no mutó, y su estado de gemelo idéntico ciertamente nunca vaciló, el espacio pareció impactar la expresión de algunos de sus genes. Las cadenas de letras que componen tus genes son en gran medida inútiles por sí mismas. En su lugar, son como planos para las muchas proteínas que componen su cuerpo.

Para construir algo, o expresarse, ciertos genes deben estar activados. Los vuelos espaciales parecen afectar el nivel de esta expresión para algunos genes, especialmente aquellos que desempeñan un papel en el sistema inmunológico, la reparación del ADN y el crecimiento óseo. Según un estudio de la NASA, los cambios en el siete por ciento de estos genes persistieron durante seis meses después de que Kelly regresó a su planeta de origen.

Ahora bien, eso no es todo. Quedan otros factores a considerar que pueden afectar a tu cuerpo mientras estés a 0 gravedad. Te lo contamos en la tercera y última entrega de esta serie.