¿Y porque siempre preguntamos la edad? ¡Qué maleducados!

¿Qué? ¡No puede ser! ¡Pensaba que tenías más edad! ¿Cuántas veces has escuchado esta frase? Es que al parecer los seres humanos siempre estamos muy interesado en saber el año, la fecha, la edad y hasta el lugar donde nacemos. Además, existen etapas históricas que forman parte de la historia de la humanidad.

El tiempo transcurrido a partir del nacimiento de un humano lo conocemos por edad y tradicionalmente en muchas partes del mundo celebran cada año que cumplen un ser humano por el ego de estar vivos y por supuesto con la esperanza de seguir viviendo mucho más.

Pero no solo los humanos sumamos nuestra edad cada año, también existen los eventos de la historia en la tierra y la humanidad. Sino no te convences, los humanos han estudiado con esmero lo siguiente: edad geológica, periodización, edades prehistóricas: edad de piedra, edad de bronce, edad de hierro, edades históricas: edad antigua, edad media, edad moderna, edad contemporánea.

¿Y la edad de nuestro hermoso planeta?, los científicos se han basado en unas rocas verdes en la bahía de Hudson, en Canadá. Stephen J. Mojzsis, de la Universidad de Colorado, sostiene que rondan los 3800 millones de años, Jonathan O’Neill, de la Universidad de Ottawa, sostienen que se formaron hace 4400 millones de años. Y la tierra tiene unos 4,54 mil millones de años.

¿Quién fue el ser humano más viejo de la historia de nuestro planeta? Si, si existió, su nombre fue Matusalén quien vivió 969 años, ¿Qué tal?, de allí que salga la frase célebre que dice, “tú eres más viejo que Matusalén” (Perdoné si lo ofendí).

Y ¿Qué edad tiene usted? Tanto si se da cuenta de ello como si no, usted es mucho mayor de lo que piensa. La biología dice que, al momento de nacer, los ovarios de la mujer contienen todos los óvulos que se desprenderán a lo largo de su vida, lo que significa que si su madre tenía treinta años cuando lo concibió, el óvulo del que usted se formó ya tenía esa misma edad.

Finalmente preguntamos la edad porque queremos saber el tiempo que llevamos vivos, es posible que esto no le haga sentirse más viejo, pero la verdad es que está envejeciendo de día en día. Jóvenes o mayores, todos vamos a llegar a viejos, y la mayoría de nosotros quisiéramos frenar, por no decir detener, ese proceso.