La reología de gatos o cómo un gato es líquido

La reología de gatos o cómo un gato es líquido

¿Alguna vez has visto a un gato meterse en una caja que tú jurarías era imposible que entrara?

Es porque el gato es líqudio.

¿No me crees? Estos científicos lo demostraron.

Premio Ig Nobel de física 2017

Nada está fijo para siempre. Esto es un principio filosófico interpretado como la base fundamental del taoísmo y es también un principio científico estudiado por la ciencia de la reología, rama de la física que estudia la viscosidad, la plasticidad y la elasticidad de la materia.

Todo, absolutamente todo, fluye. La esencia de la reología es que el estado de la materia: sólido, líquido o gaseoso, es una cuestión temporal, una función del tiempo y de lo que los científicos llaman “tiempo de relajación”: la acción de la materia para conformarse al volumen que la rodea.

Un sólido mantiene su propio volumen y forma dentro de un contenedor; un líquido mantiene el volumen pero se adapta a la forma de su contenedor; un gas expande su volumen para ocupar todo el espacio del contenedor.

¿Comienzas a entender el por qué un gato es líquido?

¿Cómo funciona un gato?

Cuando se habla de la principal diferencia entre sólido y liquido el tiempo de relajación se interpreta como adaptación, la escala de tiempo necesaria para los cambios de estado en la materia considerada.

Este tiempo de relajación se refiere entonces a la rata de adaptación de la forma del material a su contenedor. Esta adaptación de la materia a su contenedor es un flujo. En otras palabras, todo flujo es una sumatoria de deformaciones en el tiempo.

Tal vez esto sea un poco difícil de seguir pero no hace falta entenderlo para entenderlo, si quieres entender la reología de un gato simplemente obsérvalo mientras se mete un una caja donde ni tu mano cabe. ¡Y por si fuera poco son capaces de moverse dentro de ella!

Los gato son capaces de fluir. Una vez vi a mi gato fluyendo a ras del suelo mientras se acercaba a una paloma. Ese movimiento fue más parecido al sinuoso reptar de una serpiente que al avance de un cuadrúpedo. Yo puedo jurar que vi el lomo de mi gato moverse como la superficie de un riachuelo en movimiento rápido.

La frontera entre líquido y sólido

En condiciones normales un gato es sólido pero pueden, a voluntad, cambiar la viscosidad y plasticidad de su sistema para adaptar su forma al contenedor.

Quizás esos cambios de plasticidad sea la causa de su habilidad para enderezarse en el aire sin ningún apoyo.

El estudio de esta condición gatuna continúa en términos esotéricos como regímenes lineares y no lineares, mecanismo de turbulencia en tuberías, relación de sistemas de fluidos no aislados, etc.

Pura magia científica digna de la magia de los gatos.