¿Puedes mejorar tus orgasmos?

¡Amiga! ¿Sabías que el orgasmo puede reducir el estrés, ansiedad y ayudar a fortalecer el sistema inmunológico? ¡Pues, si! Es verdad. Aún así, no muchas mujeres son capaces de lograr el Gran O durante el sexo y mucho menos de ellas son capaces de lograrlo por si solas. ¡Pero no te preocupes! Si tú eres una de esas chicas que tiene dificultades, aquí te tengo unos tips muy simples que podrás seguir en la comodidad de tu casa.

Tip # 1: ¡Relájate amiga!

Si sufres de ansiedad o de neurosis es muy probable que te quedes corta a la hora sexy y te sentirás frustrada, posiblemente te sientas muy apegada o temas a ser rechazada, pero pensar así puede llevarte a enfocarte demasiado en tu compañero y eso hará que se te olvide lo más importante, ¡tú! Pero como todo en la vida, todo se trata de balance. Nunca olvides que el sexo es de dos (¿o más?) y es importante también que todos los involucrados puedan experimentar placer.

¡Enfócate en ti y deja que tus preocupaciones se esfumen y veras que la pasaras bien y te sentirás bien!

Así que prende unas velas, pon música relajante y déjate llevar.

Tip # 2: Deja que tu mente vuele

¿Recuerdas a ese vecino varonil que lavaba el auto sin camisa? ¿O a ese George Cloony saliendo del gym? ¡Claro que sí, picarona! Déjate llevar y piensa en situaciones que dejen sensaciones de cosquilleo. ¿Y si estoy en una relación?, te preguntas. ¡Bueno, amiga mía, no importa! Un poquito de fantasía es saludable, común, y pudiera ser el picante que los dejará a los dos diciendo “¡guao!”

La imaginación puede ser complementada leyendo un libro erótico o también puedes compartir con tu pareja (o tú sola) un video sexy.

Tip # 3: Toma tu tiempo

Ya sea durante el sexo o la masturbación, si tratas de apresurar las cosas es muy probable que quedes insatisfecha y no llegues al Gran O que tanto buscamos. Juega con las sensaciones, explora técnicas nuevas y disfrútalo. Una técnica que puedes usar se llama edging: llegar al borde del orgasmo y frenarlo de inmediato, repitiendo el ciclo varias veces es una buena manera de experimentar orgasmos más fuertes.

Si no estás sola en esta aventura, juega con tu pareja, que ellos te lleven a la cima pero que no te permitan el orgasmo. Ojo, muy importante comunicarse bien, ¡y ahí la parte divertida!, entre los dos pueden alcanzar nuevos niveles de placer que te dejaran relajada y satisfecha.

Tip # 4: ¡Ejercítate, que las cosas se ponen calientes!

Anótate para una carrera o una partida de algún deporte, está comprobado que tan solo anticipar una competencia aumenta los niveles de la hormona testosterona un 24%. Cualquier incremento de esta hormona dispara tu libido, ¡es una doble ganga! Sin mencionar que el ejercicio aumenta el flujo de sangre hacia los genitales lo cual te hace sentir mejor y aumenta tu deseo sexual, sensibilidad y la cantidad de lubricación natural.

No está de más decir que el calor también incrementa el flujo de sangre. Tomate un baño caliente o colócate un paño húmedo tibio sobre tus labios vaginales por unos pocos minutos, apreciaras la diferencia.

Tip # 5: Cómprate un juguete

No, no estoy hablando de ir a la juguetería más cercana para comprar una Barbie, ¡hablo de un juguete sexual! Los juguetes sexuales son una forma excelente de hacer que el acto sexual (o la masturbación) sea más placentera. Ayuda fomentar la exploración de los cuerpos de maneras distintas ya que cada mujer es diferente. Y ya que estas por tu tienda preferida, cómprate una botellita de lubricante para apuntalar tu lubricación natural.