6 tips para sobrellevar esos laaargos viajes

MainPara los viajeros el viajar es un placer…casi siempre. Pero cuando un viaje se toma más de algunas pocas horas puede convertirse en un tiempo soso y aburrido. Es difícil en esas circunstancias entender aquello de que el placer es el viaje y no el destino.

Pero hay cosas que puedes hacer para convertir ese tiempo muerto dentro del avión en algo entretenido y además útil para tu propósito de disfrutar.

Familiarízate con tu destino

Hay un mundo de cosas que aprender acerca de tu destino que puedes ir estudiando durante el vuelo. Hazte de información sobre sus sitios turísticos comenzando con la zona más cercana a tu hotel. Familiarízate con su cultura e historia, esto te ayudará a apreciar mejor los sitios que visites y su significado para la gente.

Sería bueno también que aprendas y practiques las frases más simples y útiles en el lenguaje nativo, esta es siempre una fuente de diversión que hará el viaje más corto.

Aprende

Esta es la oportunidad perfecta para ponerte en contacto con aquello que siempre quisiste ver o enterarte pero que nunca tuviste tiempo de hacerlo. ¿Ese libro que te interesó? ¿Ese artículo que una vez viste y no pudiste seguirlo? Escoge algo que te llame la atención y te entretenga.

Cuida tu look

Aprovecha para darte auto mini tratamientos de belleza. En todos los aeropuertos del mundo civilizado hay tiendas que muchas veces ofrecen muestras gratis de cremas y lociones. Agarra varias y aplícatelas durante el vuelo, date un lento y lujurioso manicure, bebe té de hierbas. Te sentirás como nuevo al llegar.

Busca datos

Las aerolíneas siempre facilitan información sobre sus destinos, usualmente en las revistas internas que consigues en los asientos. Busca mapas o datos turísticos, datos sobre líneas de taxis o servicios de apoyo. Todo esto puede ahorrarte tiempo cuando llegues.

Repasa

El tiempo en vuelo puede ser útil y aprovechado, pon al día tu lista de actividades. Actualiza los correos que necesitas enviar una vez que llegues, o la lista de cosas que necesitarías hacer de primero al regresar. Puede que esto suponga seguir en contacto con tu trabajo, el que acabas de dejar atrás, pero te puede ahorrar tiempo más tarde.

Descansa

Tú sabes muy bien lo fastidioso que es tratar de dormir cuando no quieres, así que no lo intentes, no luches contra eso. Relájate. Ponte una venda en los ojos, escucha música, ponte a ver una película, estira los pies lo más que puedas y relájate. Cuando menos lo pienses caíste dormido y llegaste.

Disfruta