Horrores de la naturaleza

Cornucopia de plenitud incomparable y madre de horrores sin cuento. O por lo menos, a veces, así nos parece a nosotros.

En la naturaleza conseguimos tesoros que nos alimentan y libran de enfermedades y cosas que nos hacen preguntarnos el por qué están ahí.

¿O será que no sabemos verlas por lo que en verdad son?

Presta atención a los representantes del lado “oscuro” del mundo natural.

El tejón melero

Aparece varias veces en el libro de récords como el animal más salvaje y atroz del planeta. El tejón melero es capaz de enfrentar lo que sea, sin mideo. Literalmente.

Los machos llegan a pesar unos respetables 14 kg de furia y maldad. Tienen un instinto y una inteligencia ampliamente demostrados para encontrar los puntos débiles de su presa y son incansables atacándolo.

El mosquito

El peor insecto, el peor enemigo del hombre. Portador de múltiples enfermedades, siendo la malaria la más prolífica en muertes y miseria. Se estima que la malaria mata un niño cada 30 segundos.

El insomnio familiar fatal

Una vez diagnosticada sabes que vas a morir de una forma cruel. La víctima pierde completamente la capacidad de dormir, desarrolla ataques de pánico y paranoia, alucinaciones, pérdida de peso, fobias y finalmente demencia para morir en pocos meses. No hay tratamiento conocido. Porcentaje de mortalidad 100%.

La maleza kariba

La peor planta. Es una asesina de cuerpos de agua. Vive en la superficie del agua y duplica su tamaño cada pocos días hasta que cubre toda la superficie de la laguna o lago con una capa de hasta 60 cm de espesor. Es casi imposible eliminarla porque basta que quede por ahí un pedacito de una hojita para que todo empiece de nuevo.

La araña errante brasileña

La peor araña. Tiene el mayor número de víctimas humanas. Es activamente agresiva, enorme (15 cm de envergadura) y muy venenosa. Su picadura es agudísima y provoca una erección dolorosa que dura horas y puede producir impotencia.

Toxina botulínica

La proteína más mortal. Producida por la bacteria Clostridium botulinum es tan mortífera que bastaría 1 kg de ella para matar a toda la humanidad. Es la maltraída prima del Botox.

El hombre

El peor contaminante universal. No hace falta hablar sobre la capacidad del hombre para producir basura y regarla por todas partes. No hay ambiente en el mundo entero que no sea testigo de nuestra contaminación, desde una colilla de cigarro hasta un tonel lleno de material radioactivo que envenenará la tierra por miles de años.

Quizás todas estas cosas tienen un lado positivo pero no sería malo que se lo encontremos pronto.