¡Sí, el hombre puede ser el mejor amigo del perro!

Siempre se ha dicho: “El perro es el mejor amigo del hombre”, aludiendo a la devota entrega de la especie canina al cuidado de sus amos humanos. De hecho, se han escrito libros y estrenado innumerables películas que se refieren a la lealad de este animal doméstico. Sin embargo, ¿Se ha preguntado si el hombre puede llegar a ser el mejor amigo del perro? Es decir, ¿Se puede encontrar la misma atención a los intereses de los representantes caninos domésticos?

Pues Scott Poore es uno de esos dignos miembros de la raza humana que se siente comprometido con el bienestar de los perros. Al momento de publicarse esta nota, ha estado viviendo con una mezcla de terrier de 3 años llamada Queen en el Great Plains SPCA en Merriam, Kansas, pero planea quedarse por el tiempo que sea necesario.

¿Qué pasa con Queen?

Queen ha estado viviendo en el refugio durante más de 400 días, el periodo más largo para cualquier animal del que se tiene constancia allí. De paso, según Poore, no ha tenido la educación más fácil. Fue encontrada viviendo detrás de un contenedor de basura en una zona terrible. Así que Poore espera vivir con ella, llamando la atención sobre su historia, para que le sea más fácil ser adoptada.

«Me quedaré aquí hasta que la encontremos no solo un hogar, sino el hogar perfecto», dijo Poore en un video de Facebook anunciando su decisión de mudarse al refugio. «Ella quiere un mejor amigo humano». Desde que vive en el refugio, Queen ha recibido la atención médica adecuada y está lista para mudarse con una familia. «Ella es la perra más dulce del mundo», dice Poore. «No es agresiva. No es mala». Poore dijo que el hogar perfecto, idealmente, no tendría otros perros ni niños pequeños.

No puede entender exactamente por qué no está siendo adoptada, pero cree que podría ser una situación extraña después de una serie de eventos desafortunados. Si bien es consciente de que la gente quiere que acepte a Queen, no tiene planes de adoptarla. «Todo el mundo quiere que lo haga, pero todos los que me conocen saben que esto es lo que hago», dijo. «Tengo un perro en casa que es muy especial para mí y traigo un perro diferente a casa cada noche desde el refugio, así que tengo un gran sistema». «Estoy en el negocio de exportar, no de importar», agregó Poore.

Espera que pronto aparezca un alma generosa porque la vida del refugio ha estado pesando sobre Queen, como lo hace con la mayoría de los animales. “Ella ha estado disminuyendo lentamente en el ambiente del refugio porque la veo todos los días y he notado esos cambios», dijo Poore. «Queen realmente está hablando por todos los perros del refugio a largo plazo y gatos de refugio, son como los olvidados».

De modo que esta ha sido una manera sobresaliente de llamar la atención a un problema que pudiese tornarse incluso en emergencia sanitaria o, por el contrario, en el sacrificio indiscriminado de miles de animales domésticos que se encuentran en esas condiciones. Desde aquí felicitamos a quienes, como el amigo Poore, velan por los intereses y bienestar de nuestros amigos de cuatro patas en condiciones un tanto desventuradas.