Un IPhone es campeón mundial de apnea ¿Cómo?

¿Te sorprendiste por este titular? Nosotros también. Pero es cierto. Si alguien tenía alguna queja o duda con relación a la capacidad de resistencia a los elementos de los equipos móviles producidos por “La gran manzana mordida”, estas líneas pueden despejarlas. Continúa leyendo para que te enteres de los detalles.

Resulta que una mujer, Erica Bennett, perdió su teléfono celular en junio de 2018 en el río Edisto de Carolina del Sur. Según Bennett, luego de que salieran del «flotador del río y recogimos todas nuestras pertenencias, simplemente se nos cayó el teléfono, y no nos dimos cuenta hasta que era muy tarde». Por supuesto, debemos aclarar, el equipo había estado en un estuche a prueba de agua, por lo que su esposo, Jason, salió a buscarlo, pero se quedó corto.

En este punto puede que pienses, que el teléfono en sí podía ser reemplazado fácilmente. Sin embargo, el móvil contenía mensajes de texto e imágenes del difunto padre de Erica, que se habrían perdido para siempre de no ser por la intervención de una ayuda un poco más especializada.

Bennett ayuda a Bennett

Erica tuvo la sorpresa de su vida cuando un buzo dijo que lo había encontrado, y aún funcionaba. En este momento, incluimos en la historia a Michael Bennett, quien, dicho sea de paso, no guarda ninguna relación familiar con Erica. ¡Vaya coincidencia! Michael es una estrella de YouTube que frecuentemente realiza inmersiones en busca de tesoros.

El experto buzo encontró el iPhone todavía en su estuche a unos 10 pies debajo de la superficie del río. Por cierto, este “descubrimiento” lo hizo Michael más de un año después de que el equipo cayera en las profundidades del Edisto. ”Esa cosa tenía como erosión negra por todas partes. Había estado allí por mucho tiempo”, dijo Michael.

La resurrección

Cuando lo rescató de las aguas, Bennett, el buzo, lo llevó a su casa y lo enchufó. Para su sorpresa, se encendió. Así que sacó la tarjeta SIM y la puso en un teléfono diferente para encontrar sus contactos. Después de algunas llamadas, finalmente llegó a Bennett, la chica. Cuando Bennett (el buzo) contactó a Bennett (la chica) y le explicó el motivo de su llamada, ella no lo podía creer.

Estaba sorprendida de que todavía funcionara, y aún más, agradecida de que todavía tuviera recuerdos con su padre. Por su parte, Michael Bennett estaba feliz de poder darle las buenas noticias a Erica Bennett. «Es solo un recuerdo de sus conversaciones y todas las interacciones que tuvo con su padre», dijo Bennett. Es por historias como la suya que le gusta bucear. «Solo trato de encontrar cosas del pasado y cosas que cuentan una historia», dijo.

Esperemos que Bennett (el buzo) pueda continuar con su aventura personal que lo lleve a seguir encontrando tesoros y que Bennett (la chica) tenga un poco más de cuidado en lo sucesivo con su dispositivo personal. Aunque obviamente hay que darle crédito por la decisión de haber usado el cobertor protector. Igualmente, felicitamos a IPhone por la calidad de sus terminales.