¿Tener un agujero negro en tus manos? Sí señor, ya es posible

Tú sabes cuál es la variable física que define a un agujero negro, la gravedad, que es tan intensa que ni siquiera la luz puede escapar de ella. Un fotón de luz que cae en un agujero negro no se vuelve a ver por ahí nunca más.

Tú sabes también que se necesita una estrella masiva y su colapso para producir uno de esos agujeros. Los físicos han especulado sobre la probable producción de un agujero negro en un acelerador de partículas si se pudiera alcanzar las energías de colisión indispensables para ello. Fue una de las preocupaciones de las que todo el mundo habló cuando se iniciaron los experimentos para descubrir la partícula de Dios, el bosón Higgs. Se temía que se produjera como efecto secundario de los experimentos y un agujero negro que eventualmente se tragaría al planeta.

El bosón Higgs fue descubierto en el 2012 y nada pasó.

Pero esa no es la única forma de construir un artefacto que se trague toda la luz. Eso es lo que hace…

Vantablack

¿Tú conoces el color negro?

No, no lo conoces, hasta que no tengas en tus manos algo cubierto con Vantablack. Entonces sabrás lo que es el negro.

Vantablack es un recubrimiento para superficies compuesto de nanotubos de carbono 3.500 veces más finos que un cabello humano, dispuestos verticalmente como una negrísima colmena con un millardo de ellos en cada centímetro cuadrado.

Esta composición es lo que le da el nombre a este material porque Vanta son las siglas en inglés de Vertically Aligned NanoTube Arrays.

Cuando la luz, visible, infrarroja o ultravioleta, incide en una superficie tratada con Vantablack, queda atrapada entre, y dentro, de los tubos y no se vuelve a ver por ahí nunca más: 99,96 % de esa luz desaparece de este mundo.

¿Y para qué sirve esa cosa?

En el área tecnológica se usa dondequiera que no se quiera luz reflejada o refractada molestando lecturas y mediciones, como en ciertos aparatos ópticos y telescopios.

Como camuflaje es de locura porque cuando miras algo pintado con Vantablack percibes un agujero insondable que da al traste con tu percepción de profundidades y perspectivas.

En arte lo han usado ciertas personas, especialmente el artista hindú Anish Kapoor, quién se supone posee los derechos exclusivos para el uso artístico de este material, lo que algunos consideran absurdo ya que nadie debería “poseer” ningún color.

También se ha hablado de su uso para producir textiles protectores de la radiación solar.

Vantablack parece inofensivo, tal vez lo sea. Yo no estoy seguro. Yo no apostaría a que mi mano no desaparecería dentro de eso igual que la luz.